Remar, olvidando todo lo demás centrado hacia la isla de Bu, es muy agradable.

Kenwa Mabuni